AYER LOS OFICIOS, HOY LA TECNOLOGÍA

3 Agosto 2011(18:42:03)

> DTPV/en Línea > DTPV/en Línea.

MATAMOROS DE AYER Y HOY… LIC. LUIS GERARDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ

Hace algunos días mi camioneta presentaba una faya eléctrica, la clásica que al estar haciendo alto, faya la maquinada y obviamente tienes que ir a llevarla al mecánico, empieza uno a checar el bolsillo e imaginarse y hacer cuentas previas sobre el costo de esta reparación.
Esto me llevo a recordar y compartir con ustedes algunos de los oficios que en años pasados eran primordiales en la vida de nuestra sociedad, el fotógrafo de estudio, el zapatero, el sastre, el peluquero, las talachas que ha decir verdad estos existen y que hoy en día se les conoce como vulcanizadoras y los mecánicos. Y es que estos en la actualidad llevas a reparar tu automóvil, a algunos de estos talleres y el mecánico ya no sabe que le pasa al motor.

De repente entró la computación y obviamente los mecánicos tienen que saber más de leer un Escáner o cambiar un sensor, y reemplazar algún componente electrónico como la marcha, el motor de arranque etc., etc. Se acuerdan ustedes de los talleres eléctricos como el del chino Lee en la Av. Lauro Villar en contra esquina de Republica de Cuba, que quitaban estas piezas y prácticamente las reconstruían, reembobinaban, cambiaban los carbones y la armadura también la reconstruían, un oficio y un trabajo muy profesional en su tiempo.

Comparando hoy en día estos talleres hablan a la refaccionaria, estas que también son franquicias, checan vía telefonía la parte y en pocos minutos llega la camioneta de reparto, y simplemente reemplazan una por otra; ya no es como antes cuando el mecánico carburaba el motor y lo ponía a tiempo de puro oído, era increíble como estos maestrazos manejaban la mecánica y como arreglaban los autos.

Es hoy un oficio que también va de salida son muy pocos los mecánicos que tienen computadora y que estos se meten al internet.

Otro oficio que sin lugar a dudas ya esta fuera de actualidad, es el del fotógrafo de estudio, se acuerdan de aquel clásico fotógrafo del barrio como no acordarnos de nuestras primeras fotografías y del álbum familiar, la foto de un bebe cachetón, gordito y encuerado. Era una foto clásica que tenían las mamas de sus niños y obviamente más si se trataba del primogénito.
Causa nostalgia recordar que antes los álbunes de fotos eran la biografía sentimental de uno, cuando nos bautizaron, la primera comunión, tu confirmación, los XV años, la boda, los hijos y hasta el velorio. Todas estas etapas las tenías en tu álbum fotográfico y casi siempre eran fotos de estudio en la que se incluía a toda la familia.

Pero que tal hoy en día, ante el desarrollo tecnológico con el celular, la cámara fotográfica digital y la computadora, este oficio también esta desapareciendo. Algunos fotógrafos de estudio que existen hoy en día han logrado sobrevivir por que se han vuelto artistas y estos también han actualizado sus equipos con la tecnología moderna.

Oigan se acuerdan del afilador?, este hombre que iba en su bicicleta silbando y gritando ¡El afilador!, prácticamente creo que ya nos lleva ya varias décadas, más bien parece un personaje salido de alguna película o de algún álbum fotográfico, del cronista de alguna parte de la republica.

Hoy en día es cada vez más difícil encontrar un afilador con su llanta de bicicleta o rueda de carruaje, con su cinta y una piedra de esmeril para ir afilando. Hoy compras unas tijeras chinas o un cuchillo que te duran 15 días y las tiras, pero que tal antes uno ahorraba para comprar el regalo de 10 de mayo a la mamá, su juego de cubiertos, sus finos cuchillos para los días de fiestas importantes.

Otro oficio que también esta en extinción ya quedan muy pocos, mucho muy pocos sastres, de ésos que te podían entregar un acabado maravilloso, aquí en Matamoros tenemos uno que ya tiene historia y un gran prestigio, nuestro amigo costuritas ahí en la calle González contra esquina de un centro médico muy importante.

Muchos de estos sastres hoy en día han hallado su negocio en la confección de los vestuarios de los grupos artísticos, para las obras de teatro y musicales, para bailarines y bailarinas.
La sastrería antigua ha pasado a transformarse a modistos de alta costura, donde cobran un prestigio de talla internacional, y obviamente se podría decir que estos son la segunda generación en cuanto a este oficio se refiere, y por ultimo el zapatero el llamado zapatero remendón, este que ponía el relieve y cocía esta parte dolorosa de nuestro pie donde esta el juanete, el cayo, el ojo de pesado, el talón mal formado para hacer tu horma de manera exacta.
Se acuerdan ustedes de aquellos zapatos tan conocidos por su durabilidad y elegancia los Zapatos Canadá, con su modelo exclusivo para hombres el bostoniano, Los Blasito para los niños, y obviamente están por ahí los Tres Hermanos, hoy todas esas empresas importan zapatos de Brasil, China o Indonesia.

Los talleres que aun subsisten en cuanto a reparación de calzado, y que tienen todavía esa sensibilidad estética se han vuelto unos artesanos maravillosos y que ya nada tienen que ver con la producción masiva del zapato.

Hoy en día los adelantos tecnológicos se encargan de modificar nuestras costumbres, y por ende se erradican dramáticamente un gran número de estos oficios dejando la nostalgia y un vacio en las Familias Mexicanas.

Hasta la próxima mi correo es archivomunicipal@gmail.com


:: www.DespertarTamaulipas.com 2009-12 :: Quienes Somos :: Contacto ::